El argentino Pablo Lopez se luce en Ecuador

La Hora (Ecuador).- En el 2008 descubrió su verdadera pasión, desde ahí comenzó a hacer historia con su marcadora. Pablo López, nacido en Buenos Aires, es un amante de las ‘bolas de pintura’, demuestra su talento en el cierre de la temporada de la Liga Ecuatoriana de paintball, que termina su jornada hoy en las canchas del San Luis Shopping de Sangolquí.
No sólo juega, también organiza torneos en Argentina. “El paintball en mí país hoy en día es grande”, mencionó López, quien forma parte del Dream Team (Selección Latinoamericana de paintball).
“Fue una alegría súper grande quedar seleccionado para el Dream Team. Esta es una oportunidad que nos abre un montón de puertas”, aseguró López, quien está, temporalmente, como capitán del equipo.
López tiene como máximo objetivo “llegar a la Pro” (Liga profesional). Quiere “tener un contrato firmado”. Comparó esto como que “un jugador de fútbol de Segunda llegue a debutar en Primera”.
El ‘Che’ dice haber tenido “siempre el fútbol en la cabeza”, pero “el paintball me llenó absolutamente todo”, manifestó el jugador de 26 años de edad. “Este deporte no es nada individual, es más bien un trabajo en equipo”, añadió.
Como “un tipo tranquilo” se define López en la cancha. “Yo entro al campo y siento miedo, pero es bueno tenerlo. Me gusta participar con mis compañeros, cuidar a mi equipo”.
Es la primera vez que está en nuestra capital, “el ambiente me encantó”. Opinó que Ecuador tiene “una Liga muy fuerte, donde las empresas apoyan mucho”. Pablo López tendrá, este año, su última participación en nuestra tierra. Se lo recordará como el argentino que cambió la pelota por una marcadora. (JCV)
Tome Nota
Su padre Alberto Joaquín fue arquero de fútbol profesional. Militó en el Huelva de España y en el Deportivo Español de Argentina.

El Dato
Pablo López jugó paintball en Málaga, España.
Nota cortesía:
La Hora www.lahora.com.ec

(Visited 7 times, 1 visits today)

1 pensamiento sobre “El argentino Pablo Lopez se luce en Ecuador

Los comentarios están cerrados.